Personal médico mirando al visitante de penimaster.es o discutiendo

Valoración de las pruebas del Dr. Ruslan Petrovich PeniMaster®PRO (5)

Opinión del 11/02/2013

El extensor es verdaderamente muy bueno.

Todas las dificultades que pueden producirse durante el uso del producto resultan insignificantes si se considera la fijación segura y cómoda del pene. Esta es mi opinión personal como usuario de PeniMaster PRO. Y también mi estimación profesional.

Considero que este extensor es, ahora mismo, el mejor dispositivo para el uso tras una intervención quirúrgica, así como para el alargamiento convencional (sin operación) del pene.

Llegados a este punto, me permitiré una valoración que puede sonar poco ética. Por eso, puede que acabe borrando este texto. Sin embargo: cuando me preguntan qué puedo recomendar, si un PeniMaster PRO o un extensor con fijación de nudos, los comparo con modelos de automóviles. Si la tarea a realizar es ir de un "punto A" a un "punto B", esto es posible tanto con un coche sencillo (no quiero nombrar ninguna marca) como con un cómodo modelo de alta gama. Si nunca se ha conducido un coche sencillo, las ventajas del modelo de alta gama se dan por sentadas y se cuenta con ellas, no se pueden apreciar como lo que son. Lo mismo pasa a la hora de agrandar el pene. La tarea a realizar es extender el pene. Para ello, debe seleccionarse un dispositivo. Y también aquí hay diferencias considerables sobre qué es adecuado para este objetivo.

Por supuesto, me alegro por todos los pacientes cuyo primer extensor es el PeniMaster PRO. Pero, por otro lado, no pueden mostrar por él la misma fascinación que sentí yo, que pude comparar el dispositivo con los extensores convencionales debido a mi propia experiencia con la aplicación del mismo.

Entre 2005 y 2009, llevé a cabo entre 120 y 150 alargamientos quirúrgicos del pene. Estos pacientes no me habían consultado antes de la operación, yo solo era el cirujano que operaba. Esta tarea también incluía la instrucción de los pacientes para el manejo de un extensor del pene tras la operación. Puedo decir que la mitad de los hombres que operé a duras penas pudieron ponerse los extensores que había disponibles entonces, puesto que estos no se adaptaban bien. Esto incluye todos los extensores, tanto aquellos con fijación de nudos como de correas.

En la mayoría de los casos, esto afectaba a hombres con el glande pequeño y aplastado o con el prepucio largo. Simplemente, la cinta de sujeción se caía. Las fijaciones de nudos aplastaban el glande incluso con la gomaespuma e irritaban la piel de manera adicional. Todo esto resultaba poco practicable.

Motivado por la necesidad, inventé una técnica de vendaje del pene con cinta adhesiva Peha. A pesar de que esto solucionaba el problema de la fijación insuficiente, no mejoraba la comodidad al llevar el dispositivo.

¿Por qué informo de todo esto?

Porque muchos pacientes no han podido obtener un resultado final satisfactorio de la operación por el simple motivo de que, en el tratamiento postoperatorio, no han podido expandir el pene operado lo suficiente durante un largo tiempo. Si por aquel entonces hubiera tenido a mano un PeniMaster PRO, la eficiencia de las operaciones habría resultado mucho mayor gracias al dispositivo.

Puedo decir que, con PeniMaster PRO, he encontrado el extensor perfecto para mi práctica diaria.

A pesar del precio del dispositivo, recomiendo vehementemente a todos los pacientes a los que asesoro u opero del pene el uso de un PeniMaster PRO.

También recomiendo exclusivamente el PeniMaster PRO como el extensor de pene más efectivo con diferencia a los pacientes que desean agrandar su pene de una manera conservadora y sin operaciones, así como a aquellos con alguna contraindicación médica para la operación.

Puesto que los resultados me parecen importantes, seguiré llevando adelante el tema. Mi objetivo es conseguir la máxima eficacia en la tecnología del alargamiento del pene.

Urologe Dr. Ruslan Petrovich

Dr. Ruslan Petrovich

(Ir al curriculum vitae)