Un expansor PeniMaster es adecuado prácticamente para cualquier hombre

Pene más pequeño con la edad

Reducción del pene por cambio hormonal

Aproximadamente a partir de los 50 años comienza en el hombre lo que se conoce como andropausia, que entre otros factores se caracteriza por una menor producción de testosterona, la hormona de la masculinidad. Como consecuencia de ello y de otros cambios hormonales, con la edad a muchos hombres les resulta cada vez más difícil conseguir una erección. El apetito sexual (libido) puede disminuir. Las erecciones espontáneas se hacen cada vez menos frecuentes incluso por la noche.

Reducción del pene por enfermedades de la vejez y hábitos perjudiciales

Las dolencias que se dan a menudo con la edad, como enfermedades coronarias o hipertensión, tienen un efecto perjudicial sobre la circulación sanguínea de los cuerpos cavernosos del pene y, con ello, sobre el entrenamiento de su tejido a través de erecciones. Los hábitos perjudiciales para la salud, como un consumo de alcohol y de tabaco elevado, se compensan de peor manera por el organismo envejecido o desarrollan después de muchos años efectos negativos perceptibles también sobre la potencia.

Como consecuencia, disminuye el abastecimiento del tejido de los cuerpos cavernosos del pene por falta de erecciones fuertes y con suficiente frecuencia. Esto puede conllevar la degeneración del tejido de los cuerpos cavernosos y, con ello, la reducción del pene. El pene retráctil (reducido) de los hombres de edad avanzada es, por tanto, la señal visible de una capacidad sexual decreciente.

Con un expansor de pene PeniMaster se puede entrenar el tejido del pene de forma pasiva, lo que puede mejorar la capacidad de erección y contrarrestar la degeneración de los cuerpos cavernosos. La utilización de un expansor de pene y la ocupación de forma consciente con el pene derivada de ella puede estimular el interés por la sexualidad, de modo que se pueden provocar más a menudo erecciones con un efecto físico positivo también de forma intencionada.

Una mano de un anciano y una anciana que juntas forman un corazón.
Tipos de aplicacionesPene retráctilEn edad avanzada