Un expansor PeniMaster es adecuado prácticamente para cualquier hombre

Pastillas y pomadas para el crecimiento del pene

Falsas promesas en Internet

Las pastillas, las pomadas o los complementos alimenticios que se comercializan libremente en el mercado no contienen ninguna de las hormonas necesarias para el crecimiento del pene y, por tanto, no tienen ningún efecto sobre él. Aunque dichos preparados son sólo una simple mezcla de minerales o vitaminas o extractos de hierbas pueden presentar riesgos para la salud, si se emplean incorrectamente o se toma una sobredosis. Afirmar que, con sus componentes, el pene puede aumentar de tamaño es absurdo. Tampoco la toma regular de complementos alimenticios tan aconsejada durante el tratamiento para agrandar el pene (también llamados “parches para el pene") conlleva mejores resultados en dicho tratamiento. Visto desde el punto de vista legal, la venta de estos productos infringe la ley de medicamentos.

Medicamentos que estimulan el crecimiento

Los preparados autorizados con receta médica que contienen hormonas de crecimiento efectivas, como la somatotropina, y que sólo se pueden tomar en caso de que se haya diagnosticado un trastorno en el crecimiento (enanismo) y bajo supervisión médica, afectan a todo el organismo y no sólo al miembro localmente. Si realmente un preparado de este tipo puede hacer crecer el pene, el precio que conlleva son efectos secundarios nocivos para la salud y también para otros órganos. No obstante, no se ha comprobado que actúen sobre el aumento del pene, ni han sido constatados por las personas que utilizan estos preparados de forma ilegal como sustancias de dopaje. Por tanto, debido a los graves efectos secundarios que pueden ocasionar (p.ej. disfunciones renales), se desaconseja terminantemente la automedicación con estos productos.

Medicamentos para el aumento (temporal) del pene, en caso de trastornos eréctiles

Existen conocidos medicamentos como la Viagra, de la compañía biomédica Pfizer, que no se utilizan para hacer crecer el miembro, sino que ayudan a los pacientes con problemas de erección (disfunción eréctil) a lograr la erección del pene para poder tener relaciones sexuales. En este sentido existen preparados parecidos que se presentan como pastillas agrandadoras, lo cual induce a error, ya que el usuario entiende de forma equivocada que son pastillas para que el pene crezca. Pero, (desafortunadamente) éstas, como se ha descrito anteriormente, no existen.

Conclusión

No existe ninguna pastilla ni pomada que se haya comprobado que aumente el pene ni que corrija una desviación. Una vez concluido el crecimiento corporal natural, las hormonas de crecimiento efectivas, desde el punto de vista médico, no actúan sobre los cuerpos cavernosos del pene, sino sobre la musculatura. Por el contrario, los hombres que aumentan la masa muscular con anabolizantes a menudo padecen una disminución del pene. Los preparados autorizados con receta médica, que pueden ser efectivos en caso de trastornos eréctiles, tampoco aumentan el pene de tamaño más allá de las medidas anatómicas.

Medicamentos para el crecimiento del pene
  • Muchas falsas promesas para obtener un beneficio fácil
  • No hay mejora al utilizar un expansor de pene
  • Los preparados de hormonas auténticos no tienen efecto local sobre el pene
  • Las píldoras autorizadas para mejorar la potencia permiten la erección, pero no el crecimiento del pene
¿Aumento del pene mediante productos para potenciar la erección?

Estructura de una molécula de Viagra
Estructura molecular de la Viagra


A diferencia de las numerosas pastillas que se ofrecen, que simplemente contienen aditivos alimentarios pero ninguna sustancia efectiva fisiológicamente, son medicamentos sujetos a prescripción médica contra trastornos eréctiles, como por ejemplo la Viagra, preparados altamente potentes, que requieren autorización oficial. No obstante, estos productos no son aptos para estimular elcrecimiento del pene.